Toma esto y nunca más sufrirás de ciatica ni dolores de espalda

La Leche de Ajo nos ayuda a reducir la inflamación del nervio ciático, la leche de ajo nos aporta otros muchos beneficios, ya que fortalece el sistema inmunológico y nos mantiene a salvo de infecciones.

Leche de ajo  para aliviar la ciática y dolores de espalda

leche-de-ajo

La ciática es una dolencia que se produce cuando hay una irritación en el nervio ciático. El dolor puede ser muy intenso y puede durar varios días, a tal punto de impedir que la persona pueda hacer sus actividades diarias con normalidad. El dolor de ciática puede iniciar en la parte baja de la espalda y extenderse hasta la parte de atrás de una de las piernas, e incluso, puede llegar en ocasiones hasta la punta del pie.

La irritación del nervio ciático se produce cuando este se comprime y se inflama como consecuencia de una hernia discal, estenosis raquídea, síndrome piriforme, lesión o fractura de la pelvis e incluso tumoraciones.

¿síntomas de la ciática?

El dolor ciático puede producirse con diferentes intensidades. La persona que sufre esta dolencia puede experimentar solo un hormigueo leve o una sensación de dolor, pero también puede llegar a sentir un dolor más intenso que le impida continuar con sus labores.

Por lo general este dolor aparece intensamente en un costado, aunque algunas personas también lo pueden sentir en una parte de la pierna o la cadera, o experimentar un entumecimiento en otras áreas del cuerpo.

El dolor de la ciática puede empeorar con el pasar de las horas o los días, especialmente si la persona hace esfuerzos indebidos. Este intenso dolor suele sentirse, sobre todo, después de pararse o sentarse, en las noches, al toser, estornudar o reír, al caminar mucho, o al doblarse hacia atrás, entre otros.

Leche de ajo para aliviar la ciática

La leche de ajo es un remedio natural con múltiples propiedades para la salud, especialmente eficaz para combatir los gusanos y aliviar dolencias como la ciática. Este tratamiento alternativo puede ayudarte a reducir la inflamación del nervio ciático y funciona como un analgésico para reducir esa molesta dolencia que puede impedir que lleves una vida normal.

Sabemos que el ajo es un alimento muy beneficioso para nuestro cuerpo, especialmente por sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias, que nos ayudan a combatir diferentes tipos de infecciones y problemas de salud. En esta ocasión vamos a preparar un poderoso remedio de ajo que ayudará a reducir notablemente el dolor de ciática y, de paso, le aportará varios beneficios a la salud para mejorar nuestra calidad de vida.

Ingredientes

4 dientes de ajo.
200 ml de leche.

¿Cómo prepararla?

Para empezar, vas a triturar muy bien los ajos, como si los fueras a utilizar para condimentar. Posteriormente, pon a calentar la leche a fuego medio e introduce los ajos triturados. Deja cocer la mezcla unos minutos sin dejar que hiervan y finalmente endúlzala con miel a tu gusto.

Para obtener buenos resultados con este tratamiento se recomienda tomar por lo menos 200 ml de leche de ajo al día.

Otros beneficios de la leche de ajo

La leche de ajo también es un poderoso remedio que ayuda a aliviar problemas de digestión y estreñimiento.

Es muy eficaz para expulsar parásitos intestinales. En este caso se deja reposar la leche de ajo de tres a cuatro horas y se consume durante 10 días seguidos, en ayunas.

Este remedio casero también puede utilizarse en casos de tos seca. Se recomienda consumirlo por la noche antes de ir a dormir, ya que también ayuda a conciliar el sueño.

Las personas que sufren de asma, dificultad respiratoria u otros problemas pulmonares, también pueden empezar a consumir leche de ajo para mejorar estos problemas. En este caso la leche de ajo se debe tomar lo más caliente posible, preferiblemente antes de ir a dormir.

Si estás pensando en llevar una dieta para adelgazar y tienes un plan de ejercicios listo para cumplir el objetivo, la leche de ajo también puede ser un gran apoyo para ti. El ajo es un alimento que ayuda a activar el metabolismo para facilitar la quema de grasas. Lo ideal es comerlo crudo pero, si no soportas su sabor, lo puedes consumir con leche.

El consumo de leche de ajo te aporta energías y fortalece el sistema inmunológico gracias a las propiedades antibióticas del ajo. También mantiene a la raya las infecciones causadas por virus, hongos y bacterias.

Escribe tu Comentario!