Los verdaderos amigos benefician seriamente la salud

En la vida de cada personas existen muchas clases de amigos, algunos que pasan a recorren el camino a nuestro lado, otros que solo los vemos al pasar.

Muchos de esos nos hacen felices, si caracterizamos las hojas de los arboles como nuestros amigos, el primero que nace de ese brote como amigo y amiga son nuestros padres, ellos son los que nos muestran la vida, luego están los amigos hermanos, con ellos dividimos nuestro espacio para que puedan florecer junto a nosotros.

Verdaderos Amigos

Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien. Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino.

Muchos de esos amigos lo llamamos amigos del alma, ya que son sinceros de corazón y verdaderos amigos, ellos saben cuando estamos bien o mal, saben los que nos hace feliz, muchas veces esos amigos se convierten en nuestro eterno amor para toda la vida, ya que se vuelve un amigo enamorado.

Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies. Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.

No podemos olvidar a amigos distantes, a aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.

El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría

Los amigos son la familia que escogemos, esas personas que se esfuerzan por escucharnos aunque no tengan respuesta para nuestras preguntas y que comparten con nosotros cada sentimiento y cada emoción.

Un amigo es aquel que conoce todos nuestros defectos y que, a pesar de ello, permanece a nuestro lado y nos quiere.

Sabemos que nuestros camaradas son tesoros valiosísimos y que, gracias a ellos, nuestro árbol siempre permanecerá frondoso.

A pesar de que les encantaría, no tienen una varita mágica que resuelva nuestros problemas, pero no nos dejan solos ante el peligro.

Las buenas amistades se pueden contar con los dedos de una mano, pero estas son más puras, más desinteresadas y más libres.

Podemos tener cientos de conocidos con los que entablar una buena conversación o con los que compartir buenos momentos, pero la sintonía y la confianza plena no se consiguen con cualquiera.

El amor y la amistad basados en el respeto y en la complicidad son los ingredientes más importantes de la receta de la vida. Ellos nos ofrecen la posibilidad de permitirnos ser libres y de cultivar un espacio en el que crecer, en un mundo en el que nos obligan a permanecer sentados e imponernos unos límites.

Sabiendo esto, no cabe duda de que lo mejor que te puede suceder en la vida es encontrar a alguien con quien reír, con quien hablar y con quien llorar. Es gratificante saber que hay quien se preocupa por tu felicidad y está pendiente de ti, y viceversa.

Escribe tu Comentario!