El secreto para vivir sin trabajar!

El secreto de “¡vivir sin trabajar!”

Vivir sin tener que trabajar es mucho más sencillo de lo que la gente piensa y fue explicado hace muchos años por el filósofo chino Confucio y que resumido significa lo siguiente:

“Para vivir sin trabajar lo único que debes hacer es encontrar una ocupación que ames, que te guste, entonces, cada mañana, cuando te levantes, vas a ir a hacer lo que te gusta, lo que para ti es placentero y no será un trabajo sino una diversión, algo que haces y te agrada”.

 

trabajar-para-vivir-adicto-al-trabajo-profesionales-on-580x333
Es bien simple. Muchas personas sufren porque buscan la ocupación donde “ganen más dinero” ¡¡¡aunque no les guste!!! O seguir lo que en casa le inculcaron ¡aunque no les interese!. Si tomamos en cuenta que pasamos la tercera parte del día en nuestro trabajo, y a veces más tiempo, no tiene sentido que por ganar un poco más la pasemos amargados, deseando que termine la jornada laboral.

 

Lamentablemente hay quienes no tienen mucha opción, por supuesto, y deben hacer lo que sea para ganarse la vida, pero lo triste es cuando existen opciones y hay estudiantes que optan por una carrera en la que “ganen dinero” aunque no les guste mucho. Ignoran que si hacen algo que realmente no es su pasión, ni les gusta no avanzarán nada.

 

Para avanzar en algo hay que amar lo que se hace, gustarle el tipo de trabajo que uno realiza.

 

Un ejemplo sencillo. Supongamos un hombre que le encanta ser panadero, preparar panes, dulces, bollos, panecillos, pasteles… y disfruta enormemente su repostería. Cada mañana, al levantarse de madrugada, lo hará con mucha alegría porque va al lugar donde se siente feliz trabajando y seguro que su pan será ¡el mejor de la ciudad!” Estará hecho con tanto amor y esmero que su negocio prosperará.

 

Veamos ahora el otro ejemplo, alguien que detesta la panadería, pero porque va a ganar dinero se mete a panadero. Cada mañana, al levantarse es una verdadera tortura, y no disfruta esas horas, desea que pase pronto el tiempo, y su pan y productos no serán tan buenos como los del anterior porque surgen de la mala gana

 

 0000145053
Por tanto SI TIENES OPCIÓN busca un empleo QUE TE AGRADE y así no estarás trabajando sino ¡divirtiéndote y al mismo tiempo ganando dinero! Aunque no ganes tanto como en otro. Si tu vocación es ser bailarín no te metas de cajero en un banco, serías infeliz ¡baila” Si tu vocación es ser agricultor no te metas en una industria, si tu vocación es ser maestro, pues a enseñar… sigue tu vocación, y así cada día serás feliz… estarás creando belleza, riquezas y sobre todo no sentirás que estás trabajando en conclusión podemos deducir que cuando el trabajo se hace con amor y devoción el trabajo no constituye un sacrificio en la vida, sino uno de los placeres mas amados y duraderos.

 

Ya sabes, si la actividad que estás desempañando no te satisface, ni te llena, ni te gusta ¡busca otra, aunque ganes menos! Tu salud y tu vida lo merecen y su valor excede lo que podrías ganar viviendo de mal humor ocho horas diarias

Escribe tu Comentario!